Sorpresas te da la vida

March 13, 2017 10:27 pm  /  Uncategorized

Ya ha pasado más de un mes desde la inauguración de mi exposición “Impacto” y parece como si hubiera pasado un año por lo menos. Pero ahí seguimos, SIGO, sin parar,… con visitas a la exposición, con presentaciones sobre la obra, gestionar el interés por comprar alguna obra,… ir al Teatro Amaya y sentirme como en casa, … y alguna que otra sorpresa extraña que una no sabe cómo explicar ni de dónde ha venido.

Hará unos días, César abrió el buzón y el portero de casa nos había dejado una nota en la que decía: “Natalia, hoy he recogido un paquete para ti. Está en conserjería.” Me puse contenta porque esperaba impaciente el paquete de NOMADIST, una nueva y novedosa empresa de alquiler de joyas que está poniendo en marcha una amiga emprendedora junto a unas amigas suyas.

“Oh, Cess, ha llegado mi paquete de Nomadist”, le dije emocionada por saber qué joyas me habían enviado, pero mi sorpresa fue tal al ver que lo que había llegado a casa era un paquete de “La casa del libro” que intuía un libro dentro. Y entonces César me miró y, alzando ambas cejas a la vez, dijo: “¡Yo no tengo nada que ver con este libro!”. “¿Ah, sí?”, dije extrañada. Y así es como empezó el misterio del libro que recibí en casa y que yo no había comprado. Días he pasado pensando: “¿De dónde habrá salido?, ¿Quién me lo habrá enviado?, ¿Será un error?”.

¡Yo no recordaba haber visto ese libro nunca! Entré en la banca electrónica de mi banco para certificar que yo no había realizado ningún pago con tarjeta ni que hubiera ningún cargo, miré uno a uno los cientos de tickets de compra acumulados en la cartera desde navidades e incluso a una de esas neuronas, que debo tener, se le ocurrió la idea de llamar a “La casa del libro” con el fin de averiguar quién había realizado la compra que me había llegado a casa.  Entonces César me miró con cara de “esto es una broma” y me dijo  “¿Nat, has perdido la cabeza?” y entonces… reculé.

Aun así, como la vida nunca deja de sorprenderle a una y resulta ser maravillosa,… abrir el paquete y ver el libro me hizo no poder dejar de sonreír en un buen rato porque, sin esperarlo, tenía entre mis manos un ejemplar de Arte Contemporáneo. ¿Hola? Tras un mes de acontecimientos: que si la inauguración de mi exposición, la celebración de mi cumpleaños, ir a Arco para ver lo que se cuece,… y un regalo caído del cielo: un manual que me ponía en bandeja, en boca del autor Will Gompertz, 150 años de arte moderno. Un libro original, irreverente y muy accesible que rompe con mitos y prejuicios y hace que el arte sea menos intimidante y mucho más apasionante.

Sorpresas te da la vida, sí… y doy gracias a quien me lo haya regalado.

150 años

 

 

 

No comments yet