¿Cómo hacer si no puedo vivir sin ti?

March 2, 2017 6:26 pm  /  Uncategorized

Días de silencio, sí, y perdonad diez mil quinientas veces porque ha sido sin poder evitarlo… Me pasa siempre. Cuando acabo de inaugurar una exposición, de repente, me relajo y me quedo “como” vacía y cansada. ¡Ay, madre, parezco un trapillo! Pero cuando eso ocurre, aparece de la nada en mi cabeza esa canción que dice: “así que corre corre corre corazón…”  y, eso hago, salgo corrieeeeeeeeeeeeeendo como si no hubiera un mañana en busca de la inspiración perdida. Pero… ¿Dónde se habrá ido? Así que, cual imán que atrae al hierro, siempre acabo soñándola, buscándola y encontrándola y termino aquí plantada… mirando anonadada, embobada y enamorada hasta encontrarla. Lo sé, inevitablemente mi “GRAN MUSA” es la culpable de que la iluminación divina en forma de inspiración acabe viniendo sola…

Así que como quien no quiere la cosa abro la tapa del ordenador portátil de César que me he adueñado porque es más nuevo que el mío, introduzco la contraseña con la que no puedo evitar “troncharme” de la risa cada vez que la escribo, abro el google Chrome y empiezo a pelearme con las compañías aéreas para encontrar el mejor precio…

Y así es como en un vuelo “Low cost con encanto”, desde las alturas, pude divisar ayer… nubes, sol, primero tierra, luego mar, la silueta de las Islas Pitiüses y, al fin, aterrizar emocionada en Mallorca. ¡Ah, sí, y cargada hasta las trancas! ¿He venido a pasar un mes o he venido para unos días?

mallorca1

Desde que vivo en Madrid, volver a casa es VOLVER. Todo sabe mejor y más grande… y más de todo porque, os lo aseguro, no siempre encuentro las palabras exactas para describir el qué… así que mejor vuelvo a lo que quería explicaros, no me enrollo y me dejo de bobadas. Eso. Bien. ¿Por dónde iba? ¡Ah, sí! VOLVER. VOLVER A MALLORCA ES VOLVER A TODO. Para mi VOLVER implica la felicidad de saber que estoy en la roca, que estoy en mi otra casa, la de siempre pero no lo de ahora; la brisa húmeda y mediterránea que roza mi cara nada más bajar del avión; la casa de mis padres y su olor a limones y rosas; leer un libro en la playa o en el jardín; las risas y los juegos de tres niños -Blanca, Sergi y Lluc- tan risueños, tan divertidos, tan rubios, tan frágiles, tan felices, tan demandadores de “su” madrina cuando… “¿has venido en el avión desde Madrid?” como me pregunta Blanca mientras me mira con esos ojitos color verde manzana mientras los abre y alza sus cejas con gran expresión. Entonces, muero; el parloteo con las amigas, los abrazos, las anécdotas, la añoranza de lo que un día fue y que la vida deja ir… y EL MAR, ahí está, MI INSPIRACIÓN. ¿Cómo hacer si no puedo vivir sin ti?

Hoy ha hecho un día claro y soleado. De mediterráneo pausado. De ligera brisa cual bebé que abraza. De sol intenso, todavía cálido, pero que ya huele a primavera. De playa turquesa turquesa turquesa. De rocas a punto de sal de “cocó”.

Y es en este escenario dónde la inspiración brota en mi como si de una cascada inmensa se tratara. En breve vuelvo a Madrid, en breve vuelvo a pintar, en breve vuelvo a seguir siendo feliz.

mallorca 2

😉 😉 😉

No comments yet