La paleta de colores

February 23, 2017 1:20 pm  /  Uncategorized

¿Qué colores hay que utilizar cuando uno pinta? Cada uno tiene su paleta de colores. Cada uno se siente cómodo con colores que le proporcionan color, densidad, mezclas de colores que dan vida a otros diferentes y claroscuros deseados… Pero lo mejor es que la paleta de colores denota cómo es el autor, que hay dentro de él y el estado de ánimo que tiene cuando pinta.

Es curioso porque en mi día a día suelo utilizar colores neutros. Sí, los neutros más NEUTROS que uno se pueda imaginar los utilizo para vestir, para amueblar mi casa, para la elección del color del coche, para más y más “para”. Pocas veces me envuelvo de colores llamativos a no ser que sea por un evento o por un motivo especial. En cambio, mi paleta es todo lo contrario. Utilizo colores vivos e intensos, y cuanto más lo sean mejor. Creo que pintando saco ese arcoíris que llevo dentro y que, en realidad, no está tan lejos de mi.

Mi paleta se compone de 9 colores únicos y me permiten con sus mezclas llegar siempre al color deseado y así el proceso es mucho más sencillo. En mi paleta no puede faltar…

El Blanco Titanio que es uno de los mejores pigmentos blancos por su poder cubriente y colorante. Evidentemente sirve para aclarar otros colores cuando lo hacemos por claroscuro; Mi favorito ante todo y desde todo es el Amarillo cadmio medio o cadmín, es muy cubriente y tiene mucho poder colórico. No sabéis lo bonito que es y como queda el resultado, permite dar potencia y muchísima luz al cuadro. ¡Si algo no me puede faltar en la vida es mi Amarillo cadmín!; Entre los colores que nunca pueden faltar en mi paleta es el Ocre amarillo, nombre que recibe del mineral terroso del que proviene formado por oxido de hierro y arcilla. Tiene un color terroso amarillento y sirve para hacer verdes, rojizos, marrones; El cuarto de los colores que tengo en mi paleta es el Tierra siena natural. Es un color que tiene buen poder colorante a diferencia de otros ocres. Permite sacar verdosos, rojizos, grises coloreados… bonitos; El premio gordo se lo lleva mi color especial Carmín de garanza que no es un rojo cualquiera, es muy especial. Su duración y adherencia lo caracterizan, y aunque es de escaso poder cubriente tiene gran poder colórico. Su color es muy semejante a los sellos de cera donde en la antigüedad se certificaba la veracidad de una firma. ¡Qué bonito es! Es perfecto para mezclar con azules y sacar morados, violáceos…; El Azul ultramar oscuro es el azul imprescindible que nunca me debe faltar. Es poco cubriente pero muy colórico. Es estupendo para hacer negros, morados, verdes…; MI COLOR POR EXCELENCIA ES EL Azul turquesa. El turquesa es muy diferente al azul estándar. El azul turquesa me ofrece todos aquellos colores que derivan formando una gama amplia del azul más bonito que existe. Me permite reflejar el mar en muchas tonalidades; El Verde Esmeralda es un color verde azulado, semitransparente, de saturación fuerte y de textura visual vítrea brillante. Se basa en la estructura y el color de la variedad llamada esmeralda, gema compuesta por berilio, silicato de alúmina y óxido de cromo. Me permite dar luz a mis cuadros; Y, por último, el Negro marfil. Es un tinte azul negroso y de textura muy suave. Este color ha sido usado desde la prehistoria y está en uso hasta nuestros días.  Fundamentalmente se usa para oscurecer, pero con amarillos y colores ocres se crean verdes muy interesantes.

Eso sí, el color que se utilice un día tiene muchísimo que ver con el estado de ánimo del pintor. Todavía recuerdo cuando César entró al taller y al ver el cuadro que estaba pintando me dijo eso de: “¡No sé si salir corriendo por donde he venido porque me parece que esos tonos negros van a acabar yendo a por mi!”, ¡ Ja ja! Si es que es un bendito… y qué razón tenía. 😉

colores120

No comments yet